Receta de guisado de alubias blancas con verduras

Bueno bueno, añado una nueva receta al blog y con la que he salido muy satisfecho cuando la he hecho (que conste que no me he basado en ninguna otra receta, sólo en conocimientos mínimos que sabía).

Se trata de un guisado/potaje de alubias blancas con verduras muy rico y sobre todo muy sano, que para los que hacemos ejercicio (tanto al aire libre como en un gimnasio) va muy bien por lo que aporta y por como se digiere. Bueno vamos al lío.

Ingredientes:

  • Alubias blancas (la cantidad que queráis, yo usé unos 5 puñados grandes de alubias, aproximadamente un tarro de los que ya os vienen las alubias, lentejas o garganzos precocidas)
  • 4 zanahorias
  • Coliflor
  • Ajo
  • Cebolla
  • Cebolleta
  • Apio
  • Habichuelas verdes
  • Espinacas
  • 4 patatas
  • Hueso de espinazo
  • Costillas saladas
  • 1 pechuga de pollo
  • Pan (integral a poder ser)
  • 1 par de hojas de laurel
  • Aceite, sal y pimienta

No temas si te parecen muchos pasos, no son tantos en verdad. Lo que pasa que lo he dividido en más por hacer más fácil la preparación 😉 aunque ya es una receta muy sencilla.

Elaboración:

  1. Lo primero es poner en remojo las alubias blancas si no son de las que vienen ya precocidas. Tendréis que dejarlas varias horas en remojo, al menos unas 24 horas para que se reblandezcan y se hidraten.
  2. Una vez que esté bien hidratadas le tiraremos el agua con las que las hemos dejado todo este tiempo a remojo.
  3. En una olla exprés las cubriremos con agua de nuevo y las ponemos al fuego al máximo con la olla destapada, cuando se ponga a hervir el agua las escurrimos y volvemos a cubrir de agua, así unas 3 veces tenemos que repetir este paso. Es lo que se le dice “asustarlas” para que así se reblandezcan algo más (este truco lo ví de mi madre, seguro que se hace en más sitios aunque no lo sé).
  4. Cuando ya estén “asustadas” las ponemos otra vez en la olla cubriéndolas de agua y llenando la olla casi hasta arriba, vamos dejando unos 4 dedos sin llenar la olla para que no se nos derrame el agua cuando le añadamos el resto de ingredientes. Ahora es el momento de añadir el hueso de espinazo y las costillas saladas. El fuego lo mantenemos al máximo que nos deje la hornilla, vitro, etc.
  5. Mientras se va calentando el agua, podemos ir picando el ajo, la cebolla, cebolleta y el resto de verduras (pélalas claro, como las zanahorias y las patatas), reservándolas para añadirlas más adelante, pero no todas las añadiremos ya que tendremos que reservar unas pocas de casi todas para hacer un sofrito.
  6. Cuando rompa a hervir el agua retiramos toda la espuma que se vaya generando que casi toda esa espuma es grasa del hueso de espinazo y de las costillas. Cuando ya no se forme más espuma sacamos el hueso de espinazo.
  7. Añadimos las hojas de laurel, la pechuga de pollo y toda la verdura menos la que es para el sofrito y las patatas cortadas en cascos grandes.  Reservamos un poco del caldo aparte, como un vaso aproximadamente y cerramos la olla.
  8. Esperaremos como una media hora desde que se ponga a silbar la olla exprés, incluso si os esperáis más, así como unos 40minutos mejor para que las alubias no se queden duras.
  9. Mientras que se cuece todo en la olla en una sartén pondremos un chorro pequeño de aceite paras las verduras que hemos reservado y las pochamos para hacer el sofrito con su toque de sal y de pimienta. Cuando estén pochadas y blandas añadimos el pan cortado en trozos pequeños y que tome así algo de sabor, rehogándolo un poco con todas las verduras.
  10. Retiramos el sofrito en un vaso de batidora para así batirlo y que se nos quede una mezcla a la que le añadiremos el caldo que habíamos apartado antes de cerrar la olla y que sea más fácil batir el sofrito.
  11. Transcurridos esos 40 minutos apartamos del fuego la olla exprés y esperamos a que se temple y pierda presión para poder abrirla. Ahora llega el momento de probar como están las alubias de dureza, si se te han quedado algo duras vuelve a cerrar la olla y vuelve a ponerla al fuego (a máxima potencia) y cuenta unos 10 minutos más desde que se ponga a silbar de nuevo la olla. Ya si deberían estar más blandas si no vuelve a repetir esto pero ten cuidado con las verduras y con las patatas no vaya a ser que se te pasen y se queden desperdigadas en el cocido ya que perdería bastante gracia el mismo.
  12. Retira las costillas del cocido, quítales los huesos a las costillas y vuelve a añadirlas.
  13. Llega el momento de añadir el sofrito que habíamos batido al potaje poco a poco, no vaya a ser que ahora te pases con la mezcla y se quede un color o textura extraña.
  14. Ya sólo te queda emplatar y listo para servir y disfrutar.

Espero que te salga algo como a mí me ha salido 🙂 mirad:

Un Potaje de alubias blancas

Plato de un potaje de alubias blancas

Trucos y notas extra:

  • Podéis sustituir las alubias blancas por otro tipo de alubias pero adecúa el tiempo de cocción del que indico aquí por el de las otras alubias.
  • Corta el pan con las manos, no hace falta que uses el cuchillo y que lo dejes en trozos iguales ya que luego lo batiremos.
  • Por comodidad puedes usar alubias precocidas de bote para la receta aunque pierde ese toque casero.
  • Para más comodidad si quieres puedes cambiar parte de las verduras (las que añadimos al cocido, no las del sofrito) por un poco de verduras congeladas de estas de bolsa.
  • Usa aceite sólo para el sofrito y no mucho, así no se te quedará muy grasiento el cocido, aparte que ya poca grasa lleva de por sí.
  • Para el sofrito si quieres darle otro toque puedes añadirle tomate triturado (yo uso tomate pelado y batido al natural) cuando esté hecho el sofrito con el pan rehogado.
  • Justo antes de servirlo añádele tomillo (una ramita o un poco que lo desmigues con la mano), verás que huele muchísimo mejor el cocido y le da un sabor que ni te imaginas.
  • Si no te gusta el apio, lo puedes sustituir por puerro y le dará un toque de suavidad al sofrito. Y si el ajo tampoco te gusta no lo añadas.
  • Si no te gusta que se quede espeso el potaje añadele poco o nada del sofrito.

Bueno ya con esto concluyo la receta, espero que te sirva y que te salga tan buena como a mí o más aún y que la repitas. Y te agradecería que me comentaras la receta aunque no la hayas hecho aún 😀

Saludos y gracias.

Anuncios
Publicado en Recetas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Receta de “lasaña” de coliflor

Lanzo una sección de recetas y salud, así que vamos al lío con esta riquísima receta.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 1 cebolleta.
  • 2 zanahorias.
  • ½ puerro.
  • 1 tallo de apio.
  • ½ calabacín.
  • 3 tomates.
  • 1 coliflor.
  • 4 cucharadas soperas de harina.
  • Leche.
  • 1/4 de kg de carne picada (de ternera).
  • Hierbas aromáticas como tomillo (opcional).
  •  Sal, pimienta, nuez moscada y aceite.

Elaboración:

  1. En una olla ponemos un poco de aceite a calentar y le incorporamos el ajo cortado en rodajas dorándolo, a continuación le añadimos la cebolla y la cebolleta picada juntos rehogándolo hasta pochar los 3 ingredientes. En este punto lo que hago es tapar la olla y dejar que se haga a fuego medio-suave de este modo no se necesita mucho aceite para cocinar hasta este punto. Cuando esté todo esto pochado metemos las zanahorias, el puerro cortado también en rodajas finas y el tallo de apio cortado en trozos de más o menos 2 dedos de largo.
  2. Dejamos rehogar todo esto con la olla tapada añadiendo un poco más de aceite si es necesario. A continuación incorporamos la carne picada cocinándola con toda la verdura y el calabacín lo añadimos cuando se cocine la carne. El tomate lo trituramos o lo batimos para que cuando la carne picada esté lista junto al resto de verduras se lo añadimos dejando la olla destapada y cocinándolo todo a fuego fuerte para así que se evapore el agua del tomate (cuidado en este momento ya que corremos el riesgo de que se peguen las cosas a la olla y nos puede amargar literalmente la receta entera). Le añadimos sal y pimienta al gusto y tras esto apartamos y reservamos todo este sofrito en la misma olla (en lugar de sal podéis añadir ½ pastilla de caldo de carne o verduras, aunque sin esto tendremos una receta más saludable).
  3. En otra olla ponemos un poco de aceite (o mantequilla en su ausencia) y cocinamos las cucharadas de harina sin que se nos llegue a quemar, una vez cocinada la harina vamos añadiendo leche poco a poco evitando que se formen grumos para así hacer una bechamel ya más o menos líquida según nos guste junto con su toque de sal, pimienta y nuez moscada.
  4. Ya queda poco. Ponemos el horno a precalentar a máxima fuerza y en un recipiente apto para el horno ponemos la coliflor cocida previamente y bien escurrida. Cubrimos la coliflor con el sofrito que teníamos hecho, lo extendemos bien pudiendo poner algo de tomillo (sólo las hojitas) y este a su vez lo cubrimos con una pequeña capa de bechamel. Le añadimos el queso rallado y lo extendemos.
  5. Dejamos el recipiente en el horno durante unos 10-15 minutos para que se gratine el queso rallado y si la coliflor está fria horneamos unos 5 minutos más para que llegue a calentarse.
  6. Y ya lo último que queda es sacar la “lasaña” y esperar un poco para emplatar, el resultado debe ser algo parecido al de la foto a continuación.

Lasaña de coliflor

Lasaña de coliflor

Gracias por haberos leído la receta y espero vuestras respuestas y sugerencias para cuando la hagáis.

Publicado en Recetas | Etiquetado , | Deja un comentario

Mi regreso

Hola a todos, tras un laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo tiempo sin escribir aquí por un montón de motivos (ahora os los listo) he regresado a este pequeño lugar (al estilo de Back to the Future) en el que siempre me ha gustado decir lo que pienso y comentar cosas aunque no lo haga a menudo. Bueno pues los motivos por los que no he estado tan online en el blog han sido de diversos tipos:

  • La familia. Esos que siempre están ahí para ayudar, apoyarte y viceversa, por ellos he estado de cuidador, bodas, bautizos (¡ya soy tito!) y lo que queda 😀
  • La universidad. Muy atareado me tiene la universidad con todo lo que hay que estudiar y no morir en el intento por todas aquellas asignaturas que te las guardas en el petate y te olvidas (o no puedes) deshacerte de ellas, algunas con más facilidad que otras.
  • El trabajo. Después de terminar mis prácticas de empresa en la Oficina de Software Libre, me alisté con ellos (he aquí los motivos) para continuar mi formación profesional, aprender y ayudar en esta pequeña pero gran oficina y aparte compartir mi pequeña sabiduría de software libre con los demás haciendo varias cosas entre ellas el reciclaje de equipos sin uso de la universidad que luego son donados, ya han sido 4 las veces que se han donado estos ordenadores (, 3ª, y convocatoria) y vamos a por la sexta ya. Aparte de hacer videocasts educativos y demostrativosmanuales, preparar el Campus Infantil de Software Libre (y sus lecciones aprendidas) y hacer los ya famosos por toda la UGR, los (redoble de tambores) tachán!! Floppyceros para reciclar disquetes de 3 y ½ (bautizados así por Laura García Gámez)
  • Los proyectos personales. Como ya comenté en una entrada anterior, presenté junto a Fco. Javier Lucena (gran amigo y compañero en la OSL) un proyecto llamado PUPILS al Concurso Universitario de Software Libre, no llegamos a pasar a la fase nacional por los pelos y por otros motivos ajenos a voluntades pero no a intereses, pero bueno quedamos finalistas en la fase local de Granada de la que me siento muy orgulloso del trabajo realizado, espero tener algo más de tiempo y relanzar el proyecto para su mejora de uso.

Bueno espero que sigáis el blog y que os resulte interesante, un saludo a todos vosotros los lectores.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Open Source World Conference

Pues los días 12 y 13 de Enero de 2012 viene aquí a Granada este gran evento, os recomiendo que asistáis por la cantidad de ponencias y demás cosas que contiene por que yo estuve en el 2008 cuando se celebró en Málaga acompañado de otros compañeros de facultad y muy buen evento.

Publicado en Evento, Software | Etiquetado , , , | Deja un comentario